diciembre 08, 2010

Domingos

Un día en suspenso que espera la llegada de otro,
Un descanso quizá cuando después de ir y venir la semana terminó,
Un día que se despide y que invita a las horas y a los amaneceres a volver, una vez más.
Un día de esos descansaré bajo la sombra de una despedida.

4 comentarios:

Ausencia Silenciosa dijo...

Me encanta la manera en la que se unen las palabras en esta entrada y la idea de descansar bajo la sombra de una despedida.

clarividente dijo...

suavemente se lee como la seda que se toca.
esa que deja un pañuelo al vaivén cuando una chica que alguna vez tuvo el posesivo "mi" se toma un taxi y deja una esquina sobresalir de la ventana y el perfume exquisito pero sin lo modales suficientes para no dejarse oler por todos los balcones de la cuadra que fue parte del elenco de las escenas no editadas y ahora del final del largonzometraje bien llamado "se fue"

A esa seda, y a la de Barico también.

Merci Palace!

Cronopia Azul dijo...

No sabes lo feliz que me hacen tus comentarios ¿te querés cuadrar conmigo? :) gracias meyi por tomarte el tiempo de leer mis "intentos de literatura"

clarividente dijo...

siempre tendré el tiempo para leerte.
con respecto a lo otro, hablemos con G a ver si mantenemos una relación abierta.